TEKSTER
 
DE TRE II EN ESPAÑOL





Los tres
II

Oscar K. y Dorte Karrebæk


p. menos 2
¡ UY, UY !


p. 1 Los tres
II

…en el que un perro grande, grande partió a Carlo por la mitad



p. 3
Capítulo 6


p. 4
Culitas despertó a Simba
con café
y pan recién hecho
servidos en la cama
¡ BUUH !


p.5
Hacía sol
y a Simba le encantaba que le mimasen puesto en arco alrededor del sol


¿Pero dónde está Carlo?
preguntó Simba.


p.6 - 7
Un aquí dibujo del perro

grande lo partió en dos



p. 8
Y se puso
a contar
lo que había
pasado


p.9
¡Eructo!


p.10
¡ Ay, ay, ayyyy !

(gato) ¡ Ea, ea, ea !


p. 11
A lo mejor no se lo ha comido del todo…


p. 13
Capítulo
7


p. 14
Culitas y Simba
se iban acercando a la casa
del odioso perro

La puerta está cerrada

Menos mal.


p. 16
Pero no había ni rastro
de Carlo.


p.17
Bueno, rastro sí que había

Rastro de (charco de sangre)


p. 18/19
(dibujo de Simba) y (dibujo de Culitas) siguieron (dibujo de huellas ) hasta un (dibujo de arbusto)



p. 20
Ahí se había escondido
Carlo.
Casi sin vida y con gran
pérdida de sangre,
partido en dos
sólo unido por la espina dorsal.


p. 21
Simba se desmayó
en el acto

Creo que
me voy a desmayar.


p. 22
Culitas llamó a una
ambulancia


p. 23
Ya voy, ya voy (texto en banderita: UVI )


¡¡ Fuiiii !!


p. 24/25
que llevó N I
al hospital NO (sonido de ambulancia)


a los dos tipos duros


p.27
Capítulo
8


p. 28
¡¿Un médico?!
¡ Eso es muy caro!


p. 29
¡¿Oiga?!
gritó Culitas
¿Hay algún médico?
(texto en la cajonera:) Guantes de goma
Vendas etc.


p. 30
“¡Entonces nos encargamos nosotros!”
Culitas puso manos a la obra.


p. 34
Había una vez
un perrito chiquitito
Había una vez
un perrito chiquitito
Que no estaba, que no estaba
que no estaba
muy allá.


p.36
Ya sólo toca esperar…,
dijo Culitas

Ay, Carlito mío


p. 37
¡Esperar a que se despierte!


p. 38
Jugaremos a las cartas
para matar
el tiempo.
Culitas estaba de muy buen humor. (puesto alrededor del bocadillo)

“¡¿Matar?!”


p. 39
¡Ya te tengo!


p. 41
Capítulo 9

p. 42
Se hizo de noche


p. 43
Carlo seguía sin dar señales de vida.


p. 44
Culitas se había dormido


p. 45
y soñaba con hacerse
cirujana de (dibujo del animal azul/blanco)

Ji-ji-ji-jo-jo-jo


p. 46
Simba velaba
al lado de la cama de Carlo.


p. 47
Carlo, susurró. En caso de que
te mueras,
te dejaré el (dibujo del collar)
de remaches


p. 48
bregando, bregando

Ah, estupendo, (en el bocadillo)
pensó Carlo y entreabrió un
(dibujo del ojo)


p.49
EN CASO DE QUE te mueras.


p. 51
Capítulo 10





p. 52
Un domingo del mes de mayo
Simba podía ir a por
Carlo al hospital.

Los pájaros cantaban


Carlo ya estará
como tiene que estar


p. 53
y los árboles brotaban.

p. 54
¡Oiga!
¿Hay alguien?


A Carlo le costaba
orientarse. Iba despistado
por ahí.


¡Oiga!


p. 55
Buenos días, Carlo.


p. 56
¡Ay, no! ¡Este se me ha vuelto loco!
pensó Simba.
¡Y seguro que no oye!


p. 57
Iremos a casa ahora (puesto verticalmente) gritó Simba
muy alto.


Vale, vale,
¡que no estoy sordo!




p. 58
Hay una cosa que tengo que
solucionar (en el bocadillo),
dijo Carlo y se acercó a la casa
del perro odioso. La puerta estaba cerrada
con llave.


Gracias a (dibujo de Dios)


p. 59
Grrrr guau Grrrrrrrrrr

Vámonos pa´ casa
dijo Carlo contento.


p. 60
En casa les estaba esperando
Culitas con (dibujo de hueso) y
pastelitos y delicias para gatitos.

¡Parece un saco de patatas!
Ji, ji


p. 61
Reinaba un ambiente muy agradable, así que
ella les dejó ganar a las cartas.

¡Si son sólo perros!
pensó.

¡ 2 tipos duros!


p. 62
FIN